¿Te atreves a soñar?

Tener un blog y no escribir nada es algo tan aburrido como irresponsable. Sobre todo cuando tiene uno la cabeza en constante punto de ebullición.

Tengo muchas ganas de contar lo que pasa por aquí dentro, pero me dice mi coach que espere, que tengo que poner en orden las ideas para que puedan salir de forma más fluida. Pero es que yo soy muy impaciente y, claro, con esas me empieza a hervir la sangre además de la cabeza.

Mi coach es un tío guay. Me escucha sin interrumpirme y siempre me plantea ejercicios para re-ordenarme y entenderme, que él no lo dice pero yo sé que a veces soy muy complicada. Además, al final de cada sesión me recomienda un libro que le pone palabras a aquello que yo siento y no puedo expresar (ya saben, por eso de que tengo las ideas atascadas). Y claro, una que es periodista convencida y amante de los libros, pues sale de allí como flotando. Sigue leyendo

Lo que está prohibido, y lo que no.

poema

A veces no hay mucho que decir porque a través de las palabras de otro ya lo decimos todo.

Este poema de Alfredo Cuervo (atribuido erróneamente en muchas ocasiones a Pablo Neruda) no sólo dice todo eso que pienso sino que me ayuda a repensarlo. Me devuelve la actitud y me llena de inspiración.

Igual es que con esto del coaching y la búsqueda de mi YO más verdadero estoy en un modo más “profundo” de lo normal pero sí, queda prohibido llorar sin aprender, no luchar por lo que quiero, abandonarlo todo por tener miedo, no convertir en realidad mis sueños.

Y… eso, que quería compartirlo con ustedes. Espero que les guste y les traiga un soplo de vida, como a mí.

¡Feliz día!