Puzzles for postmen

Siempre lo digo: el mundo está lleno de gente maravillosa… ¡y con ideas geniales!. Este chico, James Addison, en una muestra de afecto y reconocimiento al trabajo que hace Royal Mail (el homólogo inglés de Correos y que por cierto se privatizó el año pasado) ha enviado unas 30 cartas a familiares, amigos e incluso a sí mismo con la peculiar diferencia de “encriptar” la dirección del destinatario en cada una de ellas.

Comenta en el vídeo que siempre le fascinó la eficacia con la que trabajaba Frank, el cartero del pueblecito de Buckinghamshire donde él vivía. Y entonces se le ocurrió que podría “desafiar” la eficiencia de la compañía enviándoles acertijos en el lugar de la dirección, para ver si aún así conseguían entregárselas a su destinatario.

Sigue leyendo

Anuncios

Dale vida a los sueños

Llevo dos días queriendo escribir y no me sale. No es por falta de cosas que contar, ni tampoco de ganas. Es sólo que ayer fue una fecha complicada y escribir lo que siento sería demasiado intenso y no hacerlo se me antoja superfluo.

Siempre he sido de la opinión de que “cuando hables, que tus palabras sean mejores que el silencio”  y como mis palabras ahora mismo no son lo suficientemente buenas, les dejo con unas que sí lo son. Porque Benedetti siempre es una buena idea y porque, a pesar de la tristeza, nunca se debe dejar de soñar. Sigue leyendo

Atrévete. Cambia.

Si recuerdan bien, hace un tiempo les hablaba del proceso de coaching en el que estaba sumergida. Demasiado tiempo hace desde aquello y después no he vuelto a abrir el pico al respecto, ¡ya lo siento!

Durante el proceso es conveniente que no contar mucho sobre las sesiones, para evitar que te afecten las sugestiones e influencias externas. Así, el coaching cumple su efecto de ayudar a conocerse a uno mismo, a descubrir lo que uno quiere y lo que no cuando tiene la posibilidad de elegir sin ningún tipo de condicionamiento. Algo así como, ¿si no tuvieras que preocuparte por el dinero, qué te gustaría hacer?

Sigue leyendo

El Ático de las Letras (si la vida te da limones…)

A veces la vida da limones. Eso es un hecho. Y a veces son tan ácidos que ni haciendo limonada se aprovechan. O sí, pero arriesgando acabar diabéticos de todo el azúcar que iba a hacer falta echarle.

Cuando esto pasa, lo único de lo que tengo ganas es de escapar. Con mi querido, claro, no se vayan a pensar. A veces hay posibilidad de hacerlo bien (ya les contaré en unos días) pero otras hay que conformarse con escapadas dentro de la misma ciudad. Y créanme si les digo que no siempre es fácil.

Yo les tengo aprecio, ¿saben? Y por eso voy a compartir con ustedes mi rincón secreto favorito. Me guardan el secreto, ¿sí?

IMG_20140720_142628

Sigue leyendo

Ponerle pasión a la vida

Hoy la cosa va de pájaros, pero no de los que tengo en la cabeza.

Descubrí el blog June Lemon hace relativamente poco y, como buena curiosa que soy, además de seguir día a día sus andaduras, también empecé a leerla desde el principio.

Allá por 2010 publicaba una entrada que tituló Blackbird, por la canción de The Beatles, e incluía una anécdota muy curiosa que yo desconocía: “los golpes que McCartney da en el suelo con el pie se colaron por error en la grabación pero le dieron tal autenticidad que George Martin decidió dejarlos en la canción final”.

220px-Beatles-blackbird

Imagen obtenida de http://www.thebeatles.com

Sigue leyendo